miércoles

Ensalada de peras asadas


Las peras son geniales. Hay dos formas de asarlas, en el horno o en el fogón. Como mi horno está enfermo hace días, pues... en el fogón.

Primero, pelar las peras... hace ya días compre una cuchara parisien, es genial para quitarles el corazón. Se deben cortar en láminas gruesas. Ponemos la sartén con suficiente aceite de oliva extra-virgen. Cuando esté tibio empezamos a poner las peras. Agregamos pimienta en cantidad. Y de nuevo el toque dulce, panela rallada (en su defecto azúcar), esto ayudará con el sabor, pero también con la caramelización. Las peras se irán dorando como papas fritas. Mantengamos el fuego bajo para que se cocinen y absorban todo el sabor de la oliva. Se les va dando vuelta para que se doren por todas partes. Cuando están listas, se dejan enfriar.

Para la ensalada, simplemente algunas hojas de lechuga, lisa, crespa, romana... cortadas rústicamente, láminas de pepino cohombro súper delgadas, las peras en julianas y una reducción de balsámico.

PD/ No desperdicien el residuo de aceite en la sartén, está deliciosamente impregnado de pera. Úsenlo como yo para asar un hermoso filete de trucha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada